La piratería sigue siendo motivo de debate, sobretodo en nuestra región latinoamericana. Zona donde esta actividad sigue considerándose, en ciertos casos, hasta como un mal necesario.

Pero existen lugares donde la ley se ha propuesto erradicarla en todas sus formas, como en Japón. En el país del sol naciente un hombre llamado Tadaaki Abe de 44 años fue arrestado por este caso en la prefectura de Kagawa.

La acusación fue por vender una consola PlayStation 3 modificada o hackeada, es decir que contaba con la capacidad de ejecutar juegos piratas desde el disco duro. La modificación era hecha por el detenido quien luego confesó que lo hacia por dinero.

Sony pagará por consolas PlayStation 3

La consola fue vendida en 15,555 yenes unos 145 dólares en Tokyo. Por este hecho, la acusación que pesa sobre Abe es la de violar la ley de marca de fábrica y a la vez, la prevención de competición desleal.

En la investigación se llegó a descubrir 40 consolas PlayStation 3 dentro de la vivienda del detenido. Los equipos serían analizados para verificar si tuvieron el mismo tratamiento de modificación.