GameStop ha tenido años difíciles, pero el último año en particular ha sido muy difícil para la cadena. Esas dificultades se vieron acentuadas con cifras muy preocupantes, la cadena reportó que, durante los 12 meses finalizado el 2 de febrero, sufrieron una pérdida masiva y catastrófica de $ 673 millones.

Aunque GameStop vendió una parte de su negocio por $ 700 millones. A pesar de eso, sufrieron pérdidas por $ 673 millones .

GameStop parece ser consciente de la gravedad de la situación, ya que anunció una «iniciativa de ahorro de costos y mejora de beneficios», que incluirá «eficiencias de la cadena de suministro, mejoras operativas, ahorro de gastos y optimización de precios y promociones», entre otras cosas. La cadena se pronuncia diciendo que no ve que esta iniciativa afecte su desempeño en 2019, pero espera que a la larga sea bueno para su salud financiera.

Pero aquí y ahora, GameStop está sufriendo. El aumento de las ventas digitales, así como las ventas de juegos físicos que se han apropiado de cadenas como Best Buy, son factores que afectan claramente su viabilidad a largo plazo.

Fuente: Gamingbolt.com