El campeón mundial  y ex seleccionado alemán Mesut Özil decidió dedicarle tiempo a los videojuegos y, aprovechando las fechas  FIFA, anunció en sus redes la apertura de su canal de Twitch  jugando el popular Fortnite.

 

El reconocido futbolista y Sead Kolašinac, su compañero en el Arsenal quien lo acompaña en las transmisiones, han lograron obtener una buena cantidad de seguidores. La participación del duo deportivo ha sido meritoria ya que pudieron conseguir en corto tiempo  su primer  Victory Royale.

 

No es la primera vez  que el crack alemán se relaciona con los videojuegos, en agosto se interesó por integrarse a los eSports para participar en  torneos del juego FIFA.  Esperemos que el futbolista pueda mantener su participación en esta actividad, acrecentando su legión de seguidores que ya superó los 86,000 en la plataforma de transmisiones.

 

 

 

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.