Star Wars  sin lugar a dudas se convirtió en una  de las sagas más famosas de todos los tiempos, y es que desde 1977, año del estreno del Episodio IV, el boom de la  mercadería basada en la marca ha sido una  fuente de ingresos contundente. En aquel entonces  los representantes de Scarfolk Medical Supplies Ltd,  compañía de suministros médicos, pensaron que sería una gran idea aprovechar el éxito de esta gran película y estuvo preparando  una serie de productos para comercializarlo entre su público objetivo: hospitales y pacientes. Estamos hablando de enemas y catéteres Artoo-Deetoo (R2-D2),  marcapasos y hasta una máscara de oxígeno para asmáticos de Darth Vader, un tupé Chewbacca o un chata para orines inspirado en Sith.


StarWars03-www-scarfolk-blogspot-com-1

 

StarWars01-www-scarfolk-blogspot-com

 

StarWars02-www-scarfolk-blogspot-com

 

Finalmente estas propuestas  no se concretaron quedando como  simples prototipos, ¿se imaginan  que hubiese pasado de haberse comercializado?   mejor no.

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.