En la fría y lejana Rusia, exactamente en Yekaterinburg  existe una gran pokebola sobre la base clásica de un monumento común, pero el tal no es oficial, ni tuvo ceremonia de inauguración con autoridades como suele pasar dentro del protocolo de presentación ante un monumento público. Y es que en realidad se trata de una bola de granito que simplemente ha sido pintada al mismo estilo de una pokebola.



 

 

 

 

Ekaterinburg is ready to catch the most rare Pokemon! The first monument to the #PokemonGo game in Russian industrial city near Urals mountains. #ekaterinburg #urals #russia

Una foto publicada por Max Avdeev (@maxavdeev) el





Lo más curioso de este hecho fueron las declaraciones del alcalde de la ciudad Evgeny Roizman, quien se dirigió a la prensa ante lo ocurrido con estas palabras:

“No veo ningún daño a esta acción, a la gente le gusta jugar este juego y expresar sus emociones . Si esta obra de arte no molesta a nadie, dejémosla ahí”.

 

 

Captura de pantalla 2016-07-31 a las 11.11.40 a.m.

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.